MARQUÉS DE RISCAL RESERVA 2014

In stock

Los Reservas de Marqués de Riscal se elaboran, básicamente, a partir de uvas procedentes de viñas de la variedad Tempranillo plantadas antes de los años 70, situadas en los mejores suelos arcillo calcáreos de la Rioja Alavesa. Esta variedad soporta bien la crianza en madera y el envejecimiento en botella gracias a su buen equilibrio ácido y a su fina tanicidad. Las variedades Graciano y Mazuelo, cuyo porcentaje en la mezcla no sobrepasa el 10%, aportan frescura y viveza de color. La fermentación se realiza a una temperatura controlada de 26oC con un tiempo de maceración que no sobrepasa los 12 días. Los reservas de Riscal permanecen aproximadamente dos años en barrica de roble americano, configurando un vino que se encuadra dentro de los cánones del clasicismo riojano, fresco, fino, elegante y con un gran potencial de envejecimiento. Antes de salir al mercado tiene un periodo mínimo de afinamiento en botella de un año.

Comparar
SKU: ca2bff03577b Categorías: ,

VARIEDAD DE LA UVA
Tempranillo 90% Graciano 7% Mazuelo 3%
GRADOS 14,1o
Acidez total 3,4
pH 3,57 IP 57
CRIANZA
24 meses en barrica de roble americano.
MARIDAJE
Este vino marida bien con jamón, quesos no muy curados, guisos con salsas no muy especiadas, legumbres cocidas o guisadas, aves, carnes rojas, carnes a la parrilla y asados.
TEMPERATURA DE SERVICIO Entre 16o y 18oC.
ATRIBUTOS GUSTATIVOS
Vino de color cereza muy cubierto, intenso y con apenas signos de evolución. En nariz es muy expresivo con notas de regaliz, canela y pimienta negra, donde la larga crianza en madera apenas se percibe, gracias a su gran complejidad y concentración de fruta madura. En boca es fresco, con taninos pulidos muy agradables, con buena estructura pero fácil de beber. El final de boca es largo y deja unos leves recuerdos balsámicos de gran calidad. CARACTERÍSTICAS CLIMATOLÓGICAS COSECHA 2014
La vendimia de este año ha estado condicionada, en gran medida, por varios puntos clave sucedidos a lo largo de toda la campaña. Comenzamos el ciclo con un estado de reservas importante, que se tradujo en brotaciones buenas y viñedos con una carga en general elevada. La ausencia de heladas primaverales, vientos fuertes en brotación y granizadas de verano, hacen que lleguemos a mediados de septiembre con unas uvas muy sanas y con unos parámetros de calidad que sugerían estar ante una cosecha interesante.
A partir del 14 de septiembre se inicia un periodo de lluvias, con unas temperaturas medias en torno a 20 oC. Posteriormente llegó el tiempo seco.
La vendimia comienza el día 24 de septiembre en los viñedos más viejos, con bajas producciones y situados en las zonas más tempranas de la comarca. Desde este día y hasta el 12 de octubre se vendimia con normalidad, presentando la vendimia un excelente aspecto.
A partir del día 12 se observan los primeros focos de botrytis, que obligan a prestar mucha mayor atención en el momento de la vendimia, realizando una severa selección de la uva en campo.
La cosecha ha sido importante en cantidad y buena en calidad, con unos valores de color situados en la zona media-alta de la serie histórica y unos valores de acidez muy adecuados para la crianza de los vinos.

Menú principal