CAVA JUVE CAMPS RESERVA FAMILIA

16.50

In stock

En Juvé & Camps consideran que el vino de calidad es el reflejo y la expresión de una tierra, un viñedo y una familia y sólo cuando todos estos factores se combinan armoniosamente, el cava alcanza las más altas cotas de calidad. Juvé & Camps es la expresión de una tierra privilegiada, el Penedés, de una dedicación y cuidado al cultivo de la viña, de una historia centenaria que, en tres generaciones, ha conseguido una sólida implantación de su bodega familiar. En estas tierras privilegiadas para el cultivo de la vid, los Juvé, un apellido de honda raigambre en la comarca del Penedés, llevan siglos dedicándose a la viticultura. El amor a la viña, el trabajo constante para que la uva sea siempre de la máxima calidad, la investigación continua para extraer a la materia prima toda su bondad y armonía, ha sido desde siempre el objetivo supremo de esta familia. Hace 200 años, en 1796, Joan Juvé Mir, un viticultor emprendedor, pone los cimientos de la saga, que continúa con su hijo, Antoni Juvé Escaiola, y nieto, Joan Juvé Baqués, que fundó la primera bodega de la familia y que casado con Teresa Camps Ferrer lanza su primer vino espumoso en 1921 con la marca ‘Juvé’, elaborado en las cavas subterráneas de la casa pairal, en Sant Sadurní d’Anoia. Al cabo de unos años se adquiere La Cuscona, situada al sur de Sant Sadurní, con un pequeño pero excelente viñedo de tierras llanas, fértiles y profundas, que enriquece el conjunto con distintos microclimas.

Comparar
SKU: 7c0ec069b9e7 Categoría:

Elaborado principalmente a partir del “mosto flor” de uvas Macabeo, Xarel-lo y Parellada, cosechadas en las propiedades de “Espiells”, “Can Massana” y “La Cuscona”. cava dotado de un brillante y atractivo color dorado pálido. Sus pequeñísimas y abundantes burbujas, ascienden formando numerosos rosarios y una corona estable. Profundo, intenso y elegante, nos evoca inicialmente notas de frutas blancas maduras. Poco a poco su complejidad crece y aparecen los aromas propios de una larga crianza. Recuerdos de pan tostado y un cierto fondo cítrico completan su distinguido aroma. La cremosidad de su espuma se integra perfectamente en el paladar, haciendo que su paso por boca sea simultáneamente fresco, amplio y sugestivo. Todos los aromas que se perciben en la copa se exhiben en su largo final. El Reserva de la Familia es un cava del tipo brut nature. Se trata de un Gran Reserva con una crianza de 36 meses de media en botella.

Maridaje: Calderetas, aves al horno y guisadas (mar y montaña), platos especiados de la cocina de creación, con los quesos de oveja y cabra de media curación y azules.

Temperatura de servicio: Servir entre 7 y 8ºC.

Menú principal